miércoles, 15 de abril de 2015

Caminos de Retorno

CARTAS AL CORAZÓN
"Párate un momento y observa, aunque las pisadas están tras de ti,  puede que no avances. Comprueba si vas en el camino correcto, este será siempre el que te conduce a la vida y a la calma."
Samarcanda

CAMINOS DE RETORNO
                                                                     ¿Quien Decide?
Ay AMIGO, ya lo sabes, los caminos no se eligen. Uno no decide perder la salud, como tampoco escoges en que preciso instante se cruzará en tu vida esa persona maravillosa que siempre has esperado. 
Algunos caminos puede que no, sin embargo, un día tras muchos años decides que es el momento de cambiar cosas en tu deambular diario, en tu casa, en tu entorno, en tus deseos de avanzar -aunque sea en solitario-. Sientes que en ese preciso instante lo necesitas…y lo haces. Es tu decisión únicamente -o eso crees-.
De repente un cambio crucial, radical, al que llegas tras jornadas de largo insomnio varía en esencia el rumbo de tu vida, pero no es menos cierto que son las circunstancias las que te dieron la excusa perfecta, el empujón definitivo para llevarlo a cabo en ese preciso instante… y no en otro. De nuevo destino, camino -o tal vez azar-. ¿Quién sabe? Quizá todos ellos. Lo único cierto es que ante ti se abren nuevos senderos y debes elegir uno solo. Nunca sabremos si esos obstáculos estaban previstos como una estela a seguir o has sido tú quien ha creado esa concreta situación y escenario? En fin, puede que sea mejor no hacerse tantas preguntas. ¿Para qué? Definitivamente hay caminos que no conducen a ninguna parte.
Para mí, una sola evidencia toma protagonismo, lo que nos aguarda más adelante en ese imaginario camino llamado futuro es importante, pero nuestro prioritario objetivo, la meta más próxima es EL PRESENTE. Se llame este, destino o camino da igual, la cuestión esencial es vivirlo con intensidad apurando cada soplo. Seguirá la controversia, seguirá la incertidumbre y nosotros deberemos seguir sin dejarnos doblegar por esos vientos que soplan -y soplarán- fuertes y a contracorriente.
Y bueno, después de tanta reflexión -no voy a mentirme- siempre he creído en el poder de la elección, para ciertas cosas no hay segundas oportunidades, para otras…la vida es simplemente una bifurcación inagotable y pertinaz. Yo por si acaso voy a seguir pensando que nosotros hacemos el camino, que decidimos. Y que el destino, ese...es solo un lugar al que llegar.

©Samarcanda Cuentos-Ángeles.
Safe Creative #1208080659685