miércoles, 11 de marzo de 2015

Caricias Añoradas

Esa dulce abuela que te acuna entre sus brazos, ese sueño de cuidados y mimos  imposible de olvidar. Esa tibieza...Pero ¿Y si solo fue un anhelo ?
Samarcanda.


CARICIAS AÑORADAS
Preciosos ojos rasgados
colmados de tierno fulgor,
de cabellos plateados,
enroscados con amor.

Serán tus manos jazmín,
las que acarician mi alma,
por siempre flor de carmín,
Rosa sin espina en calma.

Voz cantarina, suave nana,
que arrulla mi frágil sueño, 
cualquier duda vuelves vana
si de tu sabia me adueño.

Tu presencia me serena, 
y tu historia me embelesa.
Y sin embargo he de deciros...
Nada es cierto, es una pena.

Amor infinito extinguido,
 vivo recuerdo que nunca serás,
un muerto deseo ya olvido,
tampoco el abuelo fue real
Ni los tres cual cálido abrazo
nos fundiremos jamás.

Tú, aquella mi tierna abuela
la que mi alma siempre anhela,
más nunca tuve de veras, 

la sonrisa se me hiela
con esta triste verdad.



©Samarcanda Cuentos-Ángeles.
Safe Creative #1208080659685