lunes, 19 de enero de 2015

Nadando entre Desesperanza

Siempre habrá historias de mentiras en  mundo de silencios y promesas vacías. a veces es necesario ponerse en la piel de mujeres valientes, que no tienen oportunidad de gritar su tragedia. mujeres que viven un verdadero calvario de apariencias y miedos.
Samarcanda.

Vídeo del poema: Declamación a cargo de Juan Izquierdo


NADANDO ENTRE DESESPERANZA


Me encontré entonces, 
en medio de aquél océano de sacudidas
donde miles de pedazos
se iban desgajando de mi misma, 
de igual modo que si fuera puro cristal.
Más aun,
vidrio barato que salta por los aires 
convertido en mil añicos.

Ni una súplica, ni un lamento,
nada sale ya de mis adentros,
despeñada por una ladera invisible,
viajo hasta la mar, desaparezco. 
Se destruye inerte mi cuerpo
se desmorona...

Y me asaltan todas las dudas,
soy disfraz, pura quimera.
Soy una vida que perece.
Desocupada de afectos, desespero,
inamovible permanezco,
anclada a un pasado soñoliento.
Nuevamente me ha mentido,
la puerta no se abrirá.

Somos víctima y verdugo,
como pez sin agua sobrevivo,
él, no me dejará marchar.
Mientras una promesa miente,
el entorno -el engañoso entorno-
mudará de nuevo para ser idéntico
por enésima vez.

©Samarcanda Cuentos-Ángeles.
Imagen: Caras Ionut

Safe Creative #1208080659685