miércoles, 4 de mayo de 2011

Juicios y prejuicios

<A menudo nos creemos en la obligación de juzgar lo que no conocemos, sin disponer para ello de datos objetivos. Sin escuchar.
A qué negarlo, lo hacemos absolutamente todos en algún momento.
Actuando para ello con absoluta intransigencia, prepotencia y arrogancia,  siendo entonces jurados y jueces de historias que no nos atañen…
No estaría de más entonar un Me Culpa, aunque sea de vez en cuando>
-Samarcanda-
JUICIOS Y PREJUICIOS (Relato Corto)
Al fin pude ver el bus aproximarse a lo lejos. Este se  había demorado más de lo habitual, ya llevaba esperando cuarenta y cinco minutos que -en mi actual confusión- se me antojaron varias horas. Notaba como las piernas me temblaban intuyendo estar al borde de la extenuación. Froté mis manos e instintivamente con una de ellas me palpé la cara; un escalofrió recorrió mi cuerpo al comprobar que era puro hielo.
Era una calurosa mañana de viernes del mes de agosto y acababan de dar  las 12 en el reloj de la iglesia de San Juan. Diminutos puntitos de colores se movían sin parar en torno a mí en todas direcciones y el correr vertiginoso del día se hacía cada vez más  evidente. La hora más activa del día y aquel maldito autobús sin llegar. La gente impaciente por el retraso, se arremolinaba nerviosa  con intención de subir en busca de descanso a tanta espera inútil. Normalmente me molestaba y aturdía el barullo –hoy- esa sensación era mucho más palpable.
Escuchaba de fondo el sonido de sus voces ya convertidas en eco enloquecedor -casi en un sueño- y aunque sabía que estaban ahí, intentaba ignorarlos, deseando que no formaran parte de ese espacio que compartíamos inevitablemente. Un devenir cotidiano envolvía la ciudad repleta de prisa y ruido.

Caminaba sola en mi mundo particular; o tal vez nada a mí alrededor me sugería el suficiente interés como para levantar la vista. Eso, en el caso que hubiera sido dueña de mi voluntad. En esos momentos mis ojos eran dos lunas de hierro con decisiones propias, sin importarles lo más mínimo lo que yo deseará...(SIGUE)

2003
 © Samarcanda -Ángeles.
Fragmento
del libro de relatos cortos:
Safe Creative #1208080659685
"A través del Caleidoscopio"