viernes, 6 de mayo de 2011

Comentarios al cuento: Al borde del Abismo


A continuación os dejo las consecuencias en forma de respuesta que tuvo el cuento que Victor (Meriadoc) me dedicó, por parte del resto de nuestros compañeros del Taller de Escritura.
Por si quieres leerlo...  AL BORDE DEL ABISMO 

RESPUESTAS:

Me encanta, es entrañable. Sé que incluso llegará a emocionarse. No he tenido tiempo… y la verdad no quiero fijarme en la forma. Me gusta tan entrañable como la primera vez, no me apetece verle las tripas, tampoco soy ni mucho menos médico, aunque apuesto a que están muy en su sitio.
Atentamente,
Marinero.


J…., con perdón, pero es precioso y me ha emocionado mucho, ojalá hubiera estado yo también con mi maleta rumbo a Samarcanda, con argamasa y todo. Gracias Meriadoc, ha sido un hermoso regalo (me gusta pensar que puedo ser un poquito parte de esta comunidad). Un beso. May


Hola Marinero,
Me satisface que compartas esa sensación conmigo pues yo, y en la buena salud de nuestra comunidad puedo hallar excusa suficiente para aseverarlo sin rubor, también lo encuentro entrañable.
En cuanto a las tripas, haces bien en no perder el tiempo diseccionándolas; el hedor podría hacerte cambiar de opinión.
Un Saludo cordial,
Meriadoc


Querido Kalessin,
Ruego sepa disculparme; Lo llené de arrugas y le añadí argamasa por una cuestión de coherencia temporal, no porque me lo imagine de esa guisa.
¿Qué tal le sentó el rol de profesor académico y prócer espiritual de la comunidad? Yo creo que le viene que ni pintado…
Un abrazo
Meriadoc


Buenos días May Be
No era mi intención olvidarme de nadie, aunque temí hacerlo.
Esta, querida May, es una comunidad de agregados, entrañable y solidaria, pero una comunidad de agregados al fin y al cabo. Quiero decir que no llegamos todos al mismo tiempo, ni nos confabulamos para crear algo críptico y sectario.
Si tuviera que emplear términos bíblicos, o acaso tolkinianos, lo diría así:
<< Al principio del todo estaba Kalessin, el único, el hacedor de palabras que imaginó un mundo de luz donde no existiera más que la letra escrita…” >>
En términos más profanos te diré que cuando yo llegué no existía esta comunidad tal y como es hoy; Leí un relato de Kalessin, “La cocina”, le contesté, envié “Viviré escribiendo”, él me contestó, y en el fragor de las réplicas y contrarréplicas él anotó la siguiente posdata :
PS: ¿No se animan a formar un tallercito literario por estos lares? Algo así: entre amigos, pero no de entrecasa
Y bueno…esa fue la semilla de la que brotó todo este tinglado. Después llegaron Shaitan y Samarcanda, Marinero, Eliut, Nahuel, Athos… y otros que por desgracia no se quedaron con nosotros.
¿Y tú, May Be? ¿Piensas quedarte?
Saludos,
Meriadoc

Enviado por Shaitan el 3 May 2004 - 8:20am.
Hola, buenas tardes Maese Brandigamo, soy Shaitán.
Humm… Maquetas de navíos de la armada inglesa…, interesante, nunca se me habría ocurrido utilizar eso para animar a “mi niña mimada”, tendré que revisar las últimas fórmulas empleadas.
Antes de entrar en la crítica que todo “taller” merece tener, quisiera preguntar algo:
A ver Maese, ¿Qué me dice? Tenía o no tenía yo razón, cuando anuncié que con la llegada del niño volvería a escribir y a publicar. O cuando, haciendo gala de una capacidad adivinatoria extraordinaria, digna del mejor de los diablos, predije sin el más mínimo titubeo que, además, esos textos serían de una sensibilidad prodigiosa. (No, no por favor, me abruman, no hace falta que aplaudan, ya saben que siempre he sido un diablillo muy modesto y que, esos aplausos merecidos, estridentes y eufóricos no hacen más que torturar mi rubor…)
Al grano mi querido Merry, vamos a hablar del el texto:
Como alumno suyo que soy, quisiera utilizar el derecho que me da la fórmula 4ª del décimo artículo, del tercer libreto, del quinto Tomo, de la Ley Orgánica sobre Correcciones de Alumnos a Maestros (LOCAM), por la cual, todo texto escrito por un maestro que aluda, aunque sea de forma velada, a la identidad de un alumno, podrá siempre ser corregido por este, el alumno, siempre que guarde el respeto necesario desde su condición de alumno hacia el maestro, y sin limitación alguna.
Dicho esto, paso a corregir su texto:
Cuerpo bien estructurado, ligero ante los ojos, y con una textura apeteciblemente densa.
Desprende un intenso aroma de amor, de aprecio y cariño, y una entrañable esencia de respeto.
Su sabor es ácido y dulzón a la vez, desconcertante, con ligeros toques de amargura en su más profunda ficción.
Embotellado en un noble envase de cristal transparente, este embriagante licor está etiquetado por una de las bodegas con mayor futuro en el complicado mundo de la enología.
Felicidades mi querido Meriadoc, ha sabido abandonarse a la locura del niño que, por lo que veo, también lleva usted dentro y eso me complace.
Solo quisiera aclarar una cosa más, si bien la ficción del relato gana muchísimo con el marco depresivo de Samarcanda en su vejez, estoy seguro que la realidad será mucho menos literaria con ella.
Samarcanda dentro de muy poco, habrá superado sus crisis y posiblemente sea ella la que nos compre billetes a nosotros para sacarnos de nuestras propias depresiones dentro de unos años.
¿Ves por qué sigo llamándote Maestro? Un diez por tu relato, un diez por tu sensibilidad, y un diez por tu forma de escribir Victor.
Gracias por ser como eres.
Shaitán.
(el catador de vinos)

Enviado por eliutbb el 3 May 2004 - 11:19am.
¿Orondo?
Muy emotivo, creo que es lo que me falta, mis escritos siempre son… frios(desde mi perspectiva… precisamente fue Samarcanda quien me dijo que me equivocaba).
Debo reconocer que algo en mi interior se… retorcio
Quiero suponer que soy victima del: “Los hombres no lloran” “No deben mostrar sus sentimientos” somos machos mexicanos (pateticos diria yo)
Siempre tengo la duda de que tan parco (o tan barroco) debo ser cuando escribo.
Es curioso la imagen que te llegas a formar de una persona por como escribe (de hecho mi mujer llego a ponerse celosa por cuanto hablaba yo, de Samarcanda)
Te agradesco que me hayas incluido en la historia, la voy a guardar, me gusta esto de formar parte de un grupo de humanos…
Comparto 100% la opinion de Shaitan, tengo la conviccion de que Samarcanda se va a recuperar, y nos va a seguir alegrando nuestras vidas.
Cuidate
Eliut.


!!Madre mía!! !!Que inesperada sorpresa!! !!Déjame recuperar el habla!!
Mi muy querido Víctor, espero que pueda llamarte así pues me parece mucho más cercano y así deseo sentirme en este instante. Recuerdo ahora que tu fuiste la primera persona que me dio la bienvenida a nuestro entrañable foro y de un modo u otro eres el principio de mi periplo por esta ruta literaria, es algo que no he olvidado. Desde siempre te he visto como alguien que estaba ahí, que me tendía su mano, que me respetaba sobre todo, pero que no me dejaba acercarme en exceso, quizá yo misma tampoco he sabido hacerlo contigo, siempre percibí una extraña sensibilidad que se colaba disimuladamente entre tus palabras, pero que no se atrevía a destaparse más allá, ya sea por pudor o prudencia y por mi parte no me aventuré a indagar el porque. Quizá por eso también nunca hubiera esperado de ti una demostración de cariño como esta, tal vez pienses que al llamarla así exagero, pero hay pocas personas que hayan hecho por mi algo tan hermoso como escribir un cuento…Es precioso, bello, sentido, adorable, tierno… Me ha hecho vibrar, emocionarme como ya no recordaba, llorar de felicidad. Y es que nunca me he sentido tan querida y llena de afecto como últimamente me siento. Que te hayas tomado todo ese trabajo me llena de emoción y felicidad. Ya, ves nuevamente esa palabra… ¿Sabes? Lo paradójico es que antes ni existía en mi vocabulario.“ La felicidad sigue siendo mi esquiva compañera ” Escribí una vez, resignada ya de que así seguiría siendo para siempre y sin embargo hoy me siento feliz, me has hecho feliz y comprendo con una sonrisa en los labios que seguiré siéndolo mientras comparta mi vida con gentes como vosotros capaces de despertarme a este otro mundo que desconocía.
Durante años me he sentido extraña entre la gente, no era como ellos y no acertaba a entender porque, vagaba entre senderos ensortijados que me enredaban y hacían tropezar porque me eran ajenos por completo, aquí, eso no me ha sucedido nunca, por primera vez descubrí que puedo ser yo con entera libertad, sin falsas sonrisas, ni miradas esquivas, me reconozco por fin y eso es enteramente gratificante. Me lo habéis enseñado vosotros y me dais tanto, tanto, que intento siempre retribuirlo de la mejor manera que sé, con un puñado de palabras, sólo espero que sea suficiente
Quisiera ahora adentrarme un poco en esa historia enternecedora que has creado, el que hayas sabido ver y adivinar tantos matices y detalles me impresiona, sin embargo. ¿Me permites hacer un comentario, verdad? En modo alguno sobre la forma que es exquisita, sencilla, sin tapujos, como a mi me gusta -más aun- me ha encantado. Pero te digo, eso sí, que nunca quisiera convertirme en esa Ángela de tu historia, para tu tranquilidad te diré que ni siquiera los años conseguirán agriarme el carácter hasta ese punto y mucho menos ahora después de conoceros y conseguir al fin cambiar el rumbo de mis pasos. Añado también que si tuviera la inmensa suerte de tener cerca de mí a un amigo como ese Andrés (mi Shaitan) de tu escrito -me refiero “cerca” como para tocarlo y sentirlo- jamás podría hablarle de un modo parecido, con esa indiferencia y frialdad por mucho que él supiera que le quiero sin condiciones. Nunca a pesar de lo mal que me he podido sentir, he pagado mi mala estrella con quien me tiende una mano, eso para mi sería inexcusable, más aun si lo que pretende es cuidarme y protegerme, quizá se lo debo a una palabra que aprendí un día y que he repetido en más de una ocasión en este foro: La empatía. Tengo por costumbre ponerme en la piel del que tengo delante y sentir lo que siente, aunque a veces es difícil, lo admito.
Imagino mi querido Víctor que ese retrato tan dramático de Ángela era el mejor modo de adentrarte en un final tan especial y sugerente, y aunque efectivamente espero que la vida no me lleve nunca ante tanta desesperación y abandono personal sí te digo que me encantaría que se hiciera realidad algún día el final de este cuento maravilloso !Cuanto me complacería encontrarme de repente frente a mis camaradas! Colocarle un rostro a las palabras, pero sobre todo poder mirar sus ojos y reconocerlos uno a uno. Ni siquiera necesitaría ir a Samarcanda para ser feliz, te lo aseguro, me conformaría con un abrazo sentido, lleno de cariño y una plácida tarde de charla. Me quedo con la esperanza de que ese sueño que dejo en el aire se pueda materializar algún día y lo que deseo es que no tenga que esperar 15 años para que suceda, en realidad ya siento el calor de vuestras manos en las mías.
Todo mi cariño, todo mi agradecimiento para ti Víctor, nunca sabrás lo importante que ha sido y lo mucho que significa tu historia, la guardaré entre mis tesoros más preciados y en mi corazón para siempre. GRACIAS.
Un beso.
Angeles (Samarcanda)

Enviado por samarcanda el 4 May 2004 - 6:48am.
Mi querido Shaitan, debo decir en honor a la verdad que somos los actores principales de la historia en igualdad de condiciones.!Ya ves! No podemos quejarnos del mimo con el que nos ha tratado nuestro querido Víctor. Te va que ni pintado el papel de amigo perseverante y testarudo, no en vano aqui mismo has hecho gala en numerosas ocasiones de esa virtud y es que nunca te das por vencido, sobre todo con tus textos. Aunque en este caso no sé como no acabaste mandando a paseo a esa vieja amiga tan desagradecida y apática, las cosas como sean. ¡!Dios, quien es capaz de resistirse a unos bombones artesanos!! Yo no, desde luego.
Ah, por cierto!! Mi sistema monetario anda algo escaso últimamente, que si no, por supuesto que los billetes estaban ya enviados y el viaje en marcha.
Un besito.
Angels. (La Samarcanda viajera)

Enviado por samarcanda el 4 May 2004 - 6:51am.
Mi querido Eliutt, recuerdo perfectamente como entonces fui un poco dura contigo en referencia a eso mismo, a la dificultad que te suponía demostrar sensibilidad en tus escritos, pero también recuerdo como en el cuento de Hensel y Gretel superaste con buena nota esa asignatura pendiente. Me viene a la memoria también un comentario que te hice entonces, era sobre un equivocación muy extendida entre el genero masculino, la de pensar que perdeis algo de vuestra hombría al demostrar un momento de debilidad o un gesto de ternura, sin embargo no es cierto, a las mujeres nos encanta. Los hombres claro que lloran, es sólo cuestión de practica. Intentalo, puede que te guste el resultado, uno se siente mejor cuando echa fuera sentimientos que te ahogan, no es bueno que se queden emponzoñados en nuestro interior.
Muchas gracias también por tu preocupación, descuida saldré adelante, me siento fuerte en estos momentos y el animo esta alto, eso para mi es imprescindible. No sé yo lo de alegraros la vida eh!! (la alegría de la huerta no soy precisamente), pero que voy a seguir por qui eso es seguro.
Un beso de cariño.
Samarcanda.
!!!CHICOS SE ME OLVIDABA LO MÁS IMPORTANTE!!
!!!OS QUIERO UN MONTÓN!!


Bien jugado Merry…, así es como me gusta verla.


Ah, querido Shaitan; ¡Viejo adulador! Eres un diablillo de talante excelso, delicioso diría yo.
He disfrutado mucho leyendo la acendrada disección de gourmet que has hecho sobre un relato en cuya elaboración tiene mucho que ver el sedimento afectivo que dejaron en mi interior dos escritos del Foro; uno el réquiem, ¡Grandioso Réquiem! que le dedicaste a tu padre, el otro el de Samarcanda refiriéndose a su enfermedad.
Descubrí que, escribiendo ficción sobre algo tan cercano a mi mundo literario y amparado en esa emotividad que sentía por vosotros ( por entonces exacerbada, ahora más serena) disfrutaba de la escritura de un modo especial e íntimo.
Me han emocionado tus palabras Shaitan , tanto o más que la frescura, el arrobo y la felicidad que me invaden cada vez que sacas a pasear la genialidad que llevas dentro.
Un fuerte abrazo
Meriadoc


Buenas tardes, mi orondo mejicano,
Bueno Eliut, ¡Disculpa! En el relato te adjetivé como orondo para cuadrarlo con la mención de la comida mejicana y un supuesto exceso en su ingesta, nada más.
Si algo se retorció en tu interior significa dos cosas: una, que di en la diana, y dos, que tienes diana donde hacer blanco; esto es, que posees los mimbres necesarios para que tus escritos, fríos según me cuentas, adopten una textura más intimista y emotiva.
Un abrazo
Meriadoc


Querida Samarcanda,
La felicidad es mutua, pues he conseguido aquello que me propuse al escribir el relato; llegar hasta ti de un modo especial, que sientas el calor de esta amistad cibernética tan peculiar. Quiero que sepas una cosa; Nunca he dudado de tu entereza, ni de tu capacidad por superar los embates de la vida. Al igual que el Andrés del relato, del Shaitan de la vida real, de nuestros compañeros del foro, o del Meriadoc que escribe estas líneas, yo, Victor, el que se levanta a las ocho, paga facturas y rabia como un perro cuando le duele la muela del juicio (como hoy es el caso) siento admiración por tu forma de acarrear el fardo que la vida ha puesto sobre tus espaldas, y en mi imaginario personal te eriges con los atavíos de una luchadora incansable a la que cualquier elogio queda corto.
En cuanto a la Ángela del relato, que escribí para enaltecer la unión entre nuestra comunidad literaria, la necesitaba hundida, inmersa en una desesperación atroz y a un paso del abismo. Es una analogía subjetiva, exagerada, que bebe mucho de la ficción y que no pretendía ejercer de oráculo. Ya me imagino que tu nunca le hablarías así a un amigo incondicional que se desvive por ti y que habrías aceptado la mano que te tendía.( y los bombones artesanos también ¿eh?)
Ha sido todo un placer escribir este relato, dedicártelo, y recibir a cambio la satisfacción indescriptible de saber lo que ha causado en ti. Te reitero mi admiración y te envío una miríada de besos y un fuerte abrazo que espero te conforte igual que a mi me conforta el saberte feliz.
Victor


Me encantaria quedarme, ya casi me siento como en casa, Meriadoc. Estoy feliz de haber encontrado este “rinconcito de juegos” aunque a veces, la mayoria, no me dejen salir al recreo.
Visito practicamente cada día esta casa, a estos amigos, leo lo que haya de nuevo y si me atrevo, trato de dar mi poquito de opinión.
Mandó mis textos, siempre con una mezcla de ilusión, por el trabajo hecho, y con el alma en vilo, a la espera de las respuestas que provocan. Por eso, a veces, (perdoneme maestro) soy un poquito impaciente.
Y sí, deseo quedarme, por que es apasionante aprender. Por que me encanta Shaitán, me emocionan los textos que he leido tuyos, Meriadoc, me enganchan los del “orondo” eliut y echo de menos sus comentarios, aunque mis “infieles” mujeres, no le gusten demasiado, me gusta la seriedad de marinero, y también echo de menos sus comentarios, me quedo boquiabierta con los del maestro, yo también he leido “la cocina”, y Samarcanda, Angels ya también para mi, con su permiso, me ha hecho llorar, emocionarme y desear darle un fuerte, fuerte abrazo (además tengo que quedarme, necesita una compañera-amiga, en este foro de geniales varones, no sé poner muñequitos, pero aquí va un guiño, a poder ser un poquito pícaro).
Así que, sí, preparare mi maleta por si hay que viajar, oronda, cargadita de argamasa o saltando a la pata coja, como sé que hace Shaitán, cuando le dejan salir al recreo.
Un beso, Meriadoc, y gracias por contar también conmigo.


Samarcanda, si digo que nos alegras la vida es por que es cierto, en aquella ocasion en que me criticaste a Hansel y Gretel debo reconocer que no cabia de la felicidad que tus letras provocaron en mi. Ahora debo volver a pedir tu ayuda (y no te extrañes si no entiendes lo que escribo pues cuando me pongo emotivo empiezo a escribir incoherencias)y me averguenza decirlo y aceptarlo, ademas de que has de pensar que mis problemas son ridiculos junto a los tuyos pero como decirlo… un tornado se ve gracioso cuando se traga a bugs bunny pero no cuando lo tienes encima (o crees que lo tienes) mhhh podrias leer una contestacion que hise a un escrito de May (mhh por cierto mi nombre verdadero es… Eliut,)
Ya se lo que has de pensar pero la fobia me esta ganando ya siento como se me engarrotan los dedos…
Saludos
Eliut


!Dios¡ Verdaderamente soy patetico, si estuvieramos en el cuento de Harlan Ellison, seguramente yo seria el mono…

Mi querido Víctor, soy consciente que poca gente conoce de mi personalidad real tanto como mis compañeros de foro, eso me llena de satisfacción, porque sólo quien te conocen bien y te quiere -respetando cada una de tus cualidades y defectos- es capaz de hacerte feliz. Gracias nuevamente por tus palabras de cariño.
Me gustaría tanto poder contestar vuestros mensajes en su momento justo y me da mucha rabia que no pueda ser así. Estoy inmersa en otra nueva etapa de mi vida - la de trabajo- y eso me resta prácticamente todo mi tiempo, por otro lado puedo estar contenta si he conseguido llegar a ese peldaño también, ser independiente económicamente. El domingo y la mañana del lunes es el único tiempo libre de que dispongo y he decidido dedicárselo a mi gente, a mis amigos, a vosotros.
Os cuento un poquito, por suerte he encontrado un empleo dentro de mi profesión, creo que ya he comentado alguna vez que soy florista y que me dedico al diseño principalmente. Lo peor de este trabajo como tantos otros es estar de pie muchas horas, eso me cuesta enormemente pero bueno, no debo quejarme, puede que debido a mis dificultades me venga un pelin grande, pero lo desempeñaré lo mejor que pueda.
No sé como lo haré para seguir conectándome, por supuesto me será complicado, aunque sea restándole aun más tiempo a mi tan necesario descanso lo haré, eso es seguro, aunque sea esporadicamente. Lo cierto es que de un modo u otro sé que no puedo pasar sin vosotros. Sois mi vicio…Joo…!Dejadme tener uno por lo menos!
Un cariño para todos y para ti Meriadoc vayan de vuelta y aumentados esa miríada de besos y el abrazo fuerte, fuerte.
Samarcanda.


Eliut querido, no seas tan duro contigo mismo, aunque no lo creas eres muy tierno y te lo digo en serio, lo que ocurre es que te esfuerzas demasiado en esconder ese sentimiento, seguro quien te conozca bien es capaz de percibirlo. No te enfades -es lo ultimo que desearía- pero déjame decirte que pareces un niño grande, intuyo que no sabes como pedir mimos pero seguro que te encanta que te los den ¿A que si? Y es que a nadie le amarga un dulce…
Ahora queria responderte a esa pregunta que me hiciste sobre el texto de May, pero lo hare dentro de su tema para no crear confusion.
Un beso y si me lo permites tambien unos cuantos mimitos ¿Vale?
Samarcanda.