lunes, 22 de julio de 2013

Amarga Espera

No hay mucho que decir cuando el desencanto y la mentira se ha hecho fuerte en una relación.
AMARGA ESPERA (Microcuento)
Las horas pasaban con lentitud perversa, el sueño no era su aliado. Por fin llegó apestando a perfume y traición, no se atrevió a pronunciar su nombre, solo pasó la mano por su cuerpo inmóvil y lo sintió tenso bajo la sabana. María se mantuvo en idéntico estado inerte cuando él rozó su frente con un beso infiel  y como cada noche también, con ese gesto dejó caer todo el peso de la culpabilidad en su piel hasta quemarla.

© Samarcanda-Ángeles.

Safe Creative #1208080659685

martes, 9 de julio de 2013

¿QUE FUE DEL PASADO?





¿QUÉ FUE DEL PASADO? 

Él sigue siendo él,
con sus bigotes retorcidos
y su peca en la barbilla.
Aunque en realidad no es él.

Hace tiempo que dejó de ser 
el estratega de antaño,
que me daba palizas al ajedrez.
Se conforma ahora con estar
-sin estar-.

Sin que una sola palabra
acuda a su boca y a su mente.
Vacío de sentimientos, de emoción
y sin esos gestos tan conocidos por mí.

Deja caer las piezas del tablero
de unas manos torpes y quebradizas,
donde apenas se sujeta ni el aire.
Le han robado su pasado y su presente

¡Y no tiene futuro!
A veces sonríe…
Otras...

Su mirada se pierde en un infinito sin retorno.
No recuerda para qué sirven los caballitos de mármol,
ni a quién pertenecen esos ojos inquisitivos
qué continúan delante de él 
-y de su mesa de juegos-
sin dejar de mirarle un solo instante.

(Un pequeño homenaje al Alzheimer)

Samarcanda - Ángeles

Safe Creative #1208080659685